ALIMENTACIÓN SANA
El plátano - Vitamina D - Dieta de los grupos sanguíneos - Fruto milagroso: "Noni" - El estrés y la conducta alimenticia - Yerbas Sanadoras - Nuestra ecología interna y sus consecuencias externas

* Falta de información y poca vitamina D
Francisco Acedo Torregrosa.

Un estudio internacional revela una significativa relación entre estos dos aspectos *

Un nuevo estudio ha demostrado que la falta de información facilitada por los médicos sobre la vitamina D constituye un importante factor de riesgo de presentar niveles inadecuados de vitamina D en mujeres posmenopáusicas con osteoporosis [definidos como 25 (OH) D < 30 ng/ml]. Otros signos de alarma significativos son el sobrepeso o un índice de masa corporal elevado, una ingesta baja de suplementos de vitamina D, la etnia asiática o la residencia en áreas no ecuatoriales, según el estudio presentado durante el 33º Simposio Europeo sobre Tejidos Calcificados (ECTS).

1. La vitamina D desempeña un papel esencial en la salud de los huesos, ya que sin un nivel adecuado de vitamina D, el cuerpo no puede absorber el calcio de forma eficaz. El calcio es un mineral esencial para el desarrollo normal y el mantenimiento de unos huesos fuertes y saludables en las personas que padecen osteoporosis. Sin embargo, dos de cada tres (64%) de las mujeres posmenopáusicas del mundo presentan niveles inadecuados de vitamina D1 . "Este estudio muestra un porcentaje preocupante de niveles inadecuados de vitamina D en mujeres que padecen osteoporosis en el mundo, hasta de un 90% en países no ecuatoriales. Estudios previos incluso muestran porcentajes del 83% en Oriente  Medio.

2. La falta de información acerca de la vitamina D y su aporte constituyen importantes signos de alarma de aparición de niveles inadecuados de vitamina D. Esto prueba que debemos hacer más esfuerzos por educar a nuestros pacientes en relación con el papel fundamental de la vitamina D en el mantenimiento de la salud de los huesos, así como por encontrar mejores modos de garantizar que las mujeres con osteoporosis reciben un aporte adecuado de vitamina D", afirma el investigador principal, Rene Rizzoli, del Hospital Cantonal Universitario de Ginebra, en Ginebra (Suiza). *Estudio internacional sobre la prevalencia y causas de los niveles inadecuados de vitamina D entre las mujeres posmenopáusicas con osteoporosis * En el estudio, patrocinado por Merck Sharp & Dome (MSD), participaron 2.589mujeres posmenopáusicas con osteoporosis de Europa, Oriente Medio, Latinoamérica, Asia y Pacífico Sur. Las mujeres cumplimentaron cuestionarios que evaluaban su estado de salud general, educación, exposición al sol, respuesta al sol (si se queman con facilidad), dieta, viajes recientes a lugares de clima cálido y uso de suplementos de vitamina D. Asimismo, se recogieron datos relativos al índice de masa corporal (IMC), la estación del año en el momento del estudio, latitud y niveles de vitamina D en sangre. Los resultados muestran que la prevalencia de niveles inadecuados de vitamina D fue más elevada en los países no ecuatoriales (rango 37 90%) frente a los países ecuatoriales (42 * *67%). Se encontraron una serie de factores de riesgo significativos para los niveles inadecuados de vitamina D: aporte deficiente de vitamina D (2,8; IC 95% 2,3; 3,4), ausencia de información acerca de la vitamina D por parte de los médicos (1,4; IC 95% 1,1; 1,7), estado de salud pobre o medio (1,6; IC 95% 1,2; 2,0), residencia en países no ecuatoriales [latitudes por encima de los 230º N o por debajo de los 230º S] (3,5; IC 95% 2,7; 4,5) respuesta de la piel [quemaduras con facilidad] (1,3; IC 95% 1,1; 1,6), ausencia de viajes recientes a lugares cálidos (1,9; IC 95% 1,5; 2,4), etnia asiática (3,0; IC 95% 2,2; 4,0) e IMC³30 kg/m2 (2,4; IC 95% 1,7; 3,3). "Es un hecho reconocido que un nivel adecuado de vitamina D no puede obtenerse con facilidad mediante la dieta, sino que la mayor parte procede de la exposición al sol o de los suplementos. Sin embargo, este estudio demuestra que hasta dos tercios de las mujeres que sufren osteoporosis y viven en climas cálidos presentan niveles inadecuados de vitamina D. Sabemos por estudios previos que la mayor parte de las pacientes tienen la sensación de que no reciben de su médico suficiente información respecto a la importancia de la vitamina D en el tratamiento de la osteoporosis.

3. Debemos asegurarnos de que las pacientes tienen acceso a la información necesaria para sentirse motivadas en el trabajo conjunto con su médico para encontrar y establecer los tratamientos más eficaces", afirma Gabriele Suppan, Directora Ejecutiva de *Aktion Gesunde Knochen* (*Action for Healthy Bones*), Graz, Austria. *FOSAVANCE(r) proporciona garantías para un nivel adecuado de vitamina D** * Se recomienda el uso de suplementos de vitamina D a todas las pacientes que estén bajo tratamiento para la osteoporosis, si bien se ha documentado ampliamente que la respuesta a los suplementos vitamínicos es pobre

4. En un nuevo estudio patrocinado por MSD y presentado hoy en el ECTS, FOSAVANCE ha probado ser económico y más eficaz que el ibandronato en el tratamiento de pacientes con un historial de fractura vertebral (el tipo de fractura más común en la osteoporosis) en el Reino Unido y Holanda.

5 . El estudio incluyó un modelo de simulación de pacientes destinado a estimar la relación eficacia-precio de FOSAVANCE en comparación con el tratamiento con ibandronato. El modelo de simulación tenía en cuenta la previsible evolución de la enfermedad en relación con fracturas de cadera y vertebrales, los costes médicos directos asociados a las fracturas, el coste por año de vida ajustado por calidad (AVAC) ganado y el coste por fractura evitada. Para desarrollar el modelo se tomó como base el Ensayo sobre Reducción de Fracturas (FIT) para el impacto de cinco años de tratamiento sobre la incidencia de fracturas y otros efectos. Los resultados muestran que en Holanda, FOSAVANCE resultó más económico que el ibandronato (debido al coste más elevado de este último) y fue más eficaz en todas las mediciones de eficacia, así como en términos de AVAC ganados y fracturas evitadas. En el Reino Unido, en comparación con el ibandronato, FOSAVANCE presentó una relación eficacia-precio satisfactoria (el número de fracturas evitadas aumentó y los costes incrementales descendieron) para las mujeres de 50 años con un historial de fractura vertebral de cadera, ya que se redujeron costes (el número de fracturas evitadas tuvo como consecuencia una reducción de costes) y resultó más eficaz que el ibandronato para mujeres de 60 años en adelante en el Reino Unido.

6. Acerca de la osteoporosis. La osteoporosis es una enfermedad crónica que produce pérdida de masa ósea y vulnerabilidad a las fracturas. Esta dolencia afecta, aproximadamente, a un tercio de la población femenina de entre 60 y 70 años de edad, y a dos tercios de las mujeres de 80 años en adelante, de tal manera que alrededor de 200 millones de mujeres en todo el mundo la padecen.

7. Además, numerosos hombres de edad avanzada sufren también osteoporosis. Las mujeres pueden experimentar un tercio de la pérdida ósea de su vida durante los primeros cinco años posteriores a la menopausia. La pérdida de masa ósea que puede producirse tras la menopausia incrementa el riesgo de que una mujer desarrolle osteoporosis y fracturas relacionadas. Las fracturas osteoporóticas pueden causar desfiguración, incapacidad y pérdida de movilidad, lo cual puede impedir a la mujer su participación en actividades diarias y hacerla dependiente de otras personas.

8. La investigación ha demostrado, asimismo, que hasta una de cada cinco de las mujeres que sufren fracturas de cadera fallecen en el intervalo de un año.


Para enterarte de mucho más suscribite al foro: